divendres, de desembre 03, 2004

 

El recolector de boniatos (III)

Boj'ombe, antes de partir de Bebeko, le pareció oportuno preguntar a su amigo Bako experto conocedor de los elefantes (que en realidad se llamaba Jean-Luc O'bakouke porque sus padres decidieron pasarse al catolicismo), ya que éstos huelen la lluvia y vienen en manadas familiares al lugar donde presumiblemente va a caer. Bako le confirmó que había visto elefantes por la montaña grande (Kaga Biga), cerca de Bamarabanda. Si había lluvia, habría pastizales para cultivar y los boniatos estarían listos en octubre. Así pues se despidió de sus familiares, subiendo al autobús, con grandes lágrimas en los ojos y bendiciones para todos.

El autobús hacía la ruta diaria entre Bambari y Sibut. Dos horas más tarde se apeó en Bamarabanda para alojarse, comer y preguntar si existían tierras disponibles en el Kaga Biga y regatear por ellas, como era costumbre. Al apearse del autobús, se dió cuenta que allí todos eran como Bako, de origen banda-bandas, religión católica y hablando el idioma de la capital (el sango). Boj'ombe conocía el sango pero para vender boniatos, cantar el himno nacional y esas cosas.

Llegó a una pensión para hallar habitación y allí encontró tres personas muy bien vestidas, dos de ellas europeas y uno de Bangui (la capital). Este último se acercó a Boj'ombe.

-¡Oye campesino|-Le gritó a Boj'ombe, en sango, la lengua de la capital del país-¿De dónde procedes tú?

-Yo Bebeko-dijo en su mal sango.

-¿Bebeko?. ¿Eres un Ouakali banda-banda?

-Sí.

-¿Y qué haces por aquí?

-Yo comprar tierras, cultivar boniatos, comer.-dijo Boj'ombe con orgullo.

La mujer rubia que antes hablaba inglés, se interesó de pronto por Boj'ombe, con una cara sonriente.

-¿Qui est lui Batiste?.-Le preguntó ella al de la capital.

-Il est un paysan croquant d'autre préfecture.-Le dice que es un palurdo de otro lugar.

-Oh...he's a really interesting man.-dice ella mirándole de arriba a abajo. Y sin perder ocasión se dirige a Boj`ombe.-My name is Julia, i'm australian girl married with a hateful hunter.

Batiste con estoica paciencia traduce al sango lo dicho por la señora a Boj'ombe, pero él cree que ella es una europea cazadora. Y como le parece raro, se centra más en encontrar al dependiente del hostal. Julia al ver el desinterés mostrado vuelve a atacarle.

-mbi tené sango apé, my husband to bongo`s pum-pum.-representándo mímicamente con los brazos que usa una escopeta de caza.

-¿Bongos pum-pum?-dice Boj'ombe extrañado. Ahora comprende que son uno de esos tantos safaris de caza mayor del antílope bongo, aparentemente protegido (pero menos si reciben una "ayuda" para el gobierno). Si Boj'ombe había mostrado desinterés ahora mostraba asco, pero su cara reflejaba estar atónito.

-Yeah!.-Julia creía haberse salido con la suya, y para celebrarlo lo comentó a su amigo australiano, que sin tardar demasiado le ofreció a Boj'ombe una carita simpática.

Batiste pareció advertir el asco de Boj'ombe y trató de cambiar de tema.

-¿Hacía donde te diriges tú campesino?

-Yo Kaga Biga, arriba montaña.

-Mon dieu. ¡Qué casualidad!. Nosotros vamos para allí a cazar dentro de dos días.

-¿Cazar bongos? Yo boniatos. No misma cosa. Gracias.

-Bueno. Si te interesa yo te pago a tí 50 francos nacionales la hora por ayudar a la señora y, quien sabe tu puedes comprar tus tierras mejor.

Boj'ombe pareció comprender que el sabio dios de la fertilidad Akoko-boyé empezaba a actuar a su favor. Sin embargo no dejó de regatear y la cosa quedó en 64 francos y aceptó la invitación a cenar de los turistas. Sentia pena por los pobres bongos de la zona, pero sus boniatos eran sagrados.

Comments: Publica un comentari a l'entrada

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?